Forjar destinos. Claves GoGreen para una crianza natural, en todo sentido

circulo de crianza

“¡Criar niños da más trabajo que ser un obrero metalúrgico!”, me dijo una vez una mujer con la suave convicción de quien se sabe en lo cierto.

Ahora bien, me gustaría hacerle un agregado a su genial y sintética descripción: es válida cuando esta tarea de criar se reparte solo entre dos o muchas veces, cuando recae sobre una sola persona. Pero cuando compartimos nuestra dudas y desafíos con otros que están en situaciones similares, de pronto surge un sentimiento de fuerza y nos permitimos reírnos de nosotros mismos, de nuestras dificultades y neurosis a la hora de educar a nuestros amados pichones. La contención de un grupo de pares, hace de la crianza una aventura mucho más llevadera y, por la salud de nuestros hijos, mucho más distendida.

Unite a un grupo de crianza o formá un espacio de encuentro con familias con las que tengas afinidad y te sientas a gusto compartiendo tu tiempo y tus ideas.

Así podremos dejar “la metalurgia de la crianza” y entrar en nuestra misión familiar buscando oficios que nos resulten más placenteros. Si te gusta esta idea tal vez te interese unirte al Semillero de Educación Libre y Crianza Respetada que empieza este jueves 1/5 a las 19hs. en Belgrano, Capital Federal. ¿Querés saber más? ¡Click acá! ¡Las familias del EcoClub GoGreen tienen un descuento!

¿Con qué oficio compararías tu tarea de crianza desde esta perspectiva?

 

Anuncios

2 thoughts on “Forjar destinos. Claves GoGreen para una crianza natural, en todo sentido

  1. Romina

    Cuando nos sentimos libres y ofrecemos libertad, cuando pensamos lo que hacemos y tratamos de hacerlo lo mejor que podemos, cuando creamos en lugar de obedecer mandatos, la crianza se vuelve un trabajo artesanal. Si nos limitamos a seguir e inculcar normas de conducta, a torcer voluntades -empezando por la nuestra-, si hacemos lo que otros -profesionales, parientes, vecinos- indican, sin escuchar ni a nuestros hijos ni a nuestro corazón, si no estamos dispuestos a desaprender y reaprender todo el tiempo, la crianza es un trabajo de obrero, rutinario, ajeno a nosotros, alienante, tal como definió Marx el trabajo industrial en el capitalismo. No se trata tanto del volumen de trabajo sino de cómo lo hacemos, lo que puede volverlo bello y placentero, aunque no por ello menos agotador. ¡Un abrazo! Romina

    • Lic. María Raiti

      Hermosas palabras Romi!! La imagen de una “crianza arteanal” resuena en mi como una caricia! Gracias por compartirlo y por enriquecer la conversación!! Cariños, Fer

¡Tus comentarios son bienvenidos! Asegurate que tu mail esté bien escrito para que te llegue nuestra respuesta... somos de responder pronto :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s