Los bebés y el agua: la calma evocación de un mundo bien conocido. ¡Al agua Pato con matronatación!

bebe en el aguaIngresando lentamente en su bañerita, desde los pies y en forma ascendente, el bebé comienza a recuperar la sensación de liberación del peso del a gravedad que experimentó en el vientre. En este medio conocido y amado, su cuerpo flota, se distiende y se entrega al el agua, alcanzando una relajación sin igual. Desde esta distención, sabiéndose seguro y con confianza, busca la mirada de quien lo está bañando y genera paulatinamente estrategias para comunicarse con los ojos, los gorgeos y la gestualidad delrostro y el cuerpo. También es un momento de profundo silencio, el bebé mueve sus piernas y percibe como su movimiento repercute en las ondas del agua. Sumerge su manita y la vuelve a elevar, dejando que gota a gota el agua regrese a la bañera con su suave tintineo. Si el adulto logra estar plenamente presente en ese momento, será un momento de mutuo regocijo, casi como en un estado de mediación.
La gran mayoría de los bebés adora estar en el agua. Son 9 meses de desarrollo dentro del vientre materno donde el bebé percibe la totalidad de su corporalidad a través del líquido amniótico. El latir del corazón de su madre, su voz, y todos los sonidos del entorno le llegan suavizados y favorecen un desarrollo paulatino de su incipiente sistema de percepción. Hablamos con la Licenciada María Raiti de GoGreen sobre esta etapa de los niños.
Nacer y dar la primera gran bocanada de aire es sin dudas un cambio increíblemente drástico para el bebé. Con una capacidad de adaptación que no tendrá igual en ninguna de las siguientes etapas de la vida, el recién nacido descubre el aire, la luz, los sonidos y el nuevo medioambiente con interés y curiosidad crecientes.
Pero el despliegue de nuevas vivencias puede llegar a sobrestimularlo representando una altísima demanda de energía y es posible que por momentos se sientan saturados ante las nuevas vivencias. Es habitual que el adulto no registre qué es lo que está inquietando al bebé recién nacido porque suele tratarse de situaciones tan simples como la visita de una persona nueva a la casa que pide alzarlo o una ida al supermercado. Lo que sí percibe claramente el adulto es que el bebé está inquieto y lo expresa con los recursos que tiene a disposición: llorando, a veces negándose a alimentarse o mostrando mayor dificultad para conciliar el sueño y conservar la relajación suficiente para descansar al menos un par de horas.
Son muchas las estrategias que los padres pueden implementar para acompañar al bebé en estas situaciones. Según la destacada pediatra húngara Emmi Pikler, la primera consiste en disminuir al máximo los sobreestímulos innecesarios, creándole un entorno de exploración y juego sereno, que le resulte conocido y en nada sorpresivo.
Para los primeros tiempos, es adecuado:
– ofrecerle tiempo de juego sereno sobre su espalda apoyado en una manta en el suelo sin más estímulo que su propia iniciativa de exploración motriz. De ser posible segun el clima, al aire libre reparado del sol.
– hacer uso de la palabra para anticipar al bebé cuando va a ser alzado, cambiado de posición, vestido.
– evitar exponer al bebé durante los primeros meses de vida a cambios de ambiente drásticos, sonidos fuertes y contacto errático con personas para él poco conocidas.

– ofrecerle una rutina diaria que poco a poco irá reconociendo y aprendiendo a valorar. Durante los primeros meses de vida, la principal rutina que el bebé puede disfrutar -más allá de las que por sí mismo reclama, como la alimentación- son el cambiado de pañales y el baño diario.

Es recomendable que:

  • Se le avise al bebé de antemano que va a ser sumergido en el agua,
  • Se sostenga toda la espalda del bebé plenamente con un solo brazo para evitar que se de un “quiebre” de sostén en su espalda lo cual podría hacerlo sentir en peligro ,
  • La temperatura del agua sea muy similar a la corporal.

Sin notarlo, saber predisponer al bebé para el baño en casa y entregarse al disfrute que la actividad representa es también empezar a enseñarle a nadar. De hecho, existen especialistas en matronatación que acompañan a las familias en esta iniciación con asesoramiento muy bien fundado. Y una vez que los primeros meses de vida hayan transitado, ¡si existe una buena forma de comenzar a salir al mundo, muy probablemente sea “entrando al agua” compartiendo la actividad de matronatación con su mamá o su papá! Existen excelentes espacios de matronatación para que los bebés puedan disfrutar junto a sus padres del agua. Los parámetros para la elección de un servicio ideal incluyen:

– que la pileta sea de uso exclusivo para bebés,
– un estricto control médico/sanitario,
– que el agua sea conservada sin usar cloro (hay opciones con agua salada por ejemplo),
– que cuente con un equipo de profesionales adecuadamente formados para acompañar a las familias en la actividad,

Por sobre todas las cosas, es ideal que se respete al bebé y sus tiempos de aprendizaje, que haya un clima sereno donde tanto el adulto como el bebé puedan sentirse a gusto y que se favoerzca el placer por el movimiento libre y la confianza en las propias posibilidades motrices del bebé.

Desde Pañales Ecológicos GoGreen te acompañamos en estas experiencias ofreciéndote pañales malla aptos para matronatación, aptos para uso sanitario, hipoalergénicos, con una vida útil promedio entre 200 y 300 usos y además ¡MUY LINDAS! Podés ver toda la colección de mallas pañal GoGreen en la tienda online hacienco click acá y también podés ir a verlas y comprarlas en las tiendas que venden nuestros productos.

¡Al agua pato y a DISFRUTAR!!

Anuncios

Vínculo y Autonomía. Una fórmula 100% efectiva para mamás y bebés felices.

Círculo de Crianza en La Casa Naranja. Click en la imagen para más información y temario. ¡GoGreen sorteará productos!
Círculo de Crianza en La Casa Naranja. Click en la imagen para más información y temario. ¡GoGreen sorteará productos!

Este sábado GoGreen junto con La Casa Naranja ofrecerá el Taller de Crianza Respetada:

“6000 Oportunidades para vos y tu bebé. Vínculo y Autonomía para bebés y mamás felices.”

Se trata de un encuentro de familias donde compartiremos cómo favorecer la autonomía mediante el respeto en los momentos de cuidado del bebé, favoreciendo así su necesidad de vínculo y confianza. Los puntos principales son: la comida, el baño, la vestimenta, el cambiado de pañal, los límites… ¡y el dormir!

¡GoGreen sorteará productos entre las familias presentes! Podés inscribirte haciendo click acá.

Cómo convertir el cambiado de pañales en un momento de comunicación amorosa con tu bebé

©Lic. María Raiti. Especialista en Crianza, Educación y Primera Infancia.

Hoy me llegó en un mail este relato de una mamá GoGreen:

Estoy re contenta con los pañales. Si bien nunca me quejé de cambiar a mi bebe, desde que uso los GoGreen estoy mucho más conciente del momento, hay que ser mas cuidadoso para que nada se caiga y eso te lleva a estar más en el aquí y ahora. Con el descartable uno se pone en modo automático y se pierde de esos momentos. Hasta me pasa que disfruto lavar los paños y ver como se secan al sol. Toda una experiencia.

El comentario me hizo recordar este artículo que escribí ya hace tiempo y que es probable que muchas de ustedes no hayan leído por lo que me pareció que valía la pena republicarlo. Además, les cuento que el sábado 13 voy a ofrecer un Taller de Vínculo y cambio respetado de pañal en La Casa Naranja de Castelar y ¡va a haber sorteos y premios GoGreen para todas! Más información acá. ¡Espero lo disfruten!

La doctora Emmi Pikler realizó un descubrimiento fantástico: los bebés no necesitan ser estimulados para desarrollarse plenamente y en armonía en todos los aspectos de su personalidad. Pero sí necesitan un calmo equilibrio entre el vínculo y el juego libre ininterrumpido.

En relación al vínculo Pikler propone una genialidad: aprovechar todos los momentos de cuidado cotidiano del bebé (alimentación, cambiado de prendas, baño y cambio de pañal) para establecer una relación fluida entre la madre y el hijo, donde el respeto, la comprensión mutua y la cooperación son el resultado natural del intercambio. Además, una vez que el bebé se encuentra saciado en su necesidad de apego seguro, o vínculo, queda disponible para jugar en libertad, sin necesitar convocar permanentemente la atención del adulto o su asistencia durante períodos de tiempo cada vez más prolongados. ¿Suena demasiado idílico? ¡Es real! Les dije que era una genialidad 🙂

Hoy quisiera compartir con ustedes cómo lograr que el cambiado de pañal puede convertirse en uno de estos maravillosos momentos de comunicación para el bebé y la mamá.

En primer lugar, de todas las tareas de cuidados cotidianos que el bebé necesita el cambiado de pañal suele ser la menos valorada. Los adultos tendemos a querer hacerlo rápido y de forma efectiva, como si estuviéramos pasando un mal trago y por tanto pareciera ser mejor apurarlo.

Todas las que somos mamás sabemos bien que para nosotras no es en absoluto impresionante cambiar un pañal de nuestro bebé. Lo hacemos sin quejarnos y sin sentir impresión alguna. Pero tal vez podemos sacarle más provecho a una situación que se repite entre 6000 y 7000 veces desde que el bebé nace hasta que deja de usar pañales. ¿Cómo?

  • Anticipando a nuestro bebé que lo vamos a cambiar y esperando a que nos de una señal de que está preparado.“Me parece que necesitás un cambiado de pañal. ¿Estás listo?”
    Aunque parezca mentira, los bebés comprenden desde muy, muy pequeños nuestras palabras y las van asociando a los hechos que suceden en ese momento o inmediatamente después. Si les hablamos con naturalidad, con respeto, con serenidad y esperamos unos momentos antes de proceder al cambiado, a las pocas semanas de vida comenzarán a realizar un pequeño gesto comunicándonos que nos han entendido. De este modo el bebé aprende a ser competente en su comunicación ya conocer poco a poco sus necesidades. La señal que nos de puede ser una mirada, un movimiento de las piernas que antes estaban en reposo, que nos extienda su manito… Es maravilloso descubrir cómo cada bebé tiene su propia forma de responder a nuestras palabras y hacerse entender, ganando así la confianza que otorga el saberse comprendido.
    Si es un bebé que ya se desplaza por sí mismo, puede ser que se aleje ante nuestro aviso, porque quiera seguir jugando. Entonces podemos validar su necesidad y su emoción, a la vez que le recordamos lo que haremos en breve:
    “Veo que te fuiste con la pelota hacia la ventana cuando te avisé que te iba a cambiar el pañal. Entiendo que quieras seguir jugando y que te estás divirtiendo. Entonces te espero y en un minuto más te cambio”.
  • Describir el proceso del cambiado de pañal a medida que lo vamos realizando, anticipando siempre el paso inmediato que realizaremos a continuación.
    “Ahora voy a desaborchar el pañal y a sacártelo”. El bebé puede retirar tal vez un pie, o dar una mano. “Esto más bien me parece una mano” (entrando en el juego y sonriendo) “pero lo que yo necesito es que levantes la cola” (aclara la expectativa). “¿Podrías levantar la cola o preferís que la levante yo?” (da una opción).
  • Evitar hacer comentarios despectivos respecto al pañal que el bebé pueda vivir que están dirigidos a su persona.Para los bebés, todo aquello que se relaciona con su cuerpo es vivido en forma directa como su propia persona, su propio yo. De este modo realizan paulatinamente la construcción de una identidad acerca de su propia persona. Tal vez sin darnos cuenta podemos mencionar algo que el bebé sienta como un comentario despectivo sobre su propia persona. Es importante saber que un bebé que comprende el contenido exacto de las palabras mucho antes de que pueda verbalizarlas por sí mismo, por lo tanto, el hecho de que no hable no significa que no entienda a la perfección lo que se dice sobre él. En vez de hacer comentarios acerca del olor o el aspecto del contenido del pañal, podemos hacer foco en la comodidad que sentirá el bebé al estar fresco luego del cambiado, así como también mencionando el momento de alegría y encuentro que significó la actividad.“Ya casi estamos terminando, ¡era muy necesario cambiar este pañal! Ahora me ayudaste a que te lo abroche quedándote quietita, te lo agradezco. Veo que ya estás lista para volver a jugar. Te voy a alzar y te voy a llevar un ratito a tu sector de juego”…

Por supuesto las frases mencionadas son solo algunos ejemplos posibles. Pero la idea central sería esa.

¿En qué se beneficia el bebé con un cambiado de pañales al estilo Pikler?

  • se establece un víncluo amoroso y colmado de respeto enter el bebé y quienes lo cuidan
  • el cambiado de pañal se vuelva una situación de constante aprendizaje
  • el bebé se vuelve cada vez más competente en su dominio motor
  • se genera una relación de cooperación mutua que luego se aplica a otros cuidados cotidianos
  • se favorece el desarrollo del habla
  • se nutre en el bebé el sentimiento de autonomía, competencia y autoconfianza.

6000 oportunidades sept

Lo más hermoso del mundo: ¡nuestro bebé! Anécdotas de mamás GoGreen

Loli usa GoGreen y nos mandó estas bellas fotos para compartir junto con sus nobles palabras con las que nos recuerda, gracias a la dulzura de su poesía, qué es lo más hermoso del mundo entero… ¡nuestros bebés!

DSC04599

Vivimos en el campo.

Nuestro hijo de 7 va a la escuela más linda que DSC04612jamás conocimos.

Nuestra hija de 18 estudia en la ciudad pero vuelve.

Rosa nació acá y es el bebé más alegre del mundo.

La saludan los pájaros: las lechuzas y los teros. Los picaflores y las ratuchas.

La saludan las orugas y los milpiés.

Ella es fiel, es un bebé, claro. Los bebés son leales. Son nuevos y puros. Son auténticos y naturales.

Los bebés de todos los animales son lo más hermoso del planeta.

Por eso los cuidamos, los amamos y protegemos.

Cuidar la cría es cuidar el mundo entero.

Loli, mamá de Rosa

¡Muchas gracias Loli por compartir tanta belleza con nosotros y con todas las familias del EcoClub!!

Forjar destinos. Claves GoGreen para una crianza natural, en todo sentido

circulo de crianza

“¡Criar niños da más trabajo que ser un obrero metalúrgico!”, me dijo una vez una mujer con la suave convicción de quien se sabe en lo cierto.

Ahora bien, me gustaría hacerle un agregado a su genial y sintética descripción: es válida cuando esta tarea de criar se reparte solo entre dos o muchas veces, cuando recae sobre una sola persona. Pero cuando compartimos nuestra dudas y desafíos con otros que están en situaciones similares, de pronto surge un sentimiento de fuerza y nos permitimos reírnos de nosotros mismos, de nuestras dificultades y neurosis a la hora de educar a nuestros amados pichones. La contención de un grupo de pares, hace de la crianza una aventura mucho más llevadera y, por la salud de nuestros hijos, mucho más distendida.

Unite a un grupo de crianza o formá un espacio de encuentro con familias con las que tengas afinidad y te sientas a gusto compartiendo tu tiempo y tus ideas.

Así podremos dejar “la metalurgia de la crianza” y entrar en nuestra misión familiar buscando oficios que nos resulten más placenteros. Si te gusta esta idea tal vez te interese unirte al Semillero de Educación Libre y Crianza Respetada que empieza este jueves 1/5 a las 19hs. en Belgrano, Capital Federal. ¿Querés saber más? ¡Click acá! ¡Las familias del EcoClub GoGreen tienen un descuento!

¿Con qué oficio compararías tu tarea de crianza desde esta perspectiva?

 

Día de la Mujer: Trabajo Libre, con Valores Humanos y Respeto. Un legado de 129 mujeres que hoy entre todos podemos defender.

El 8 de Marzo de 1908, 40.000 costureras industriales de grandes factorías se declararon en huelga demandando el derecho de unirse a los sindicatos por mejores salarios, una jornada de trabajo menos larga, entrenamiento vocacional y el rechazo al trabajo infantil.

Durante esa huelga, 129 trabajadoras murieron quemadas en un incendio en la fábrica Cotton Textile Factory, en Washington Square, Nueva York. Los dueños de la fábrica habían encerrado a las trabajadoras para forzarlas a permanecer en el trabajo y no unirse a la huelga.

foto trabajadoras textiles 1908

Hace dos meses leí esta carta de “La Alameda” dirigida al boxeador Sergio “Maravilla” Martínez. En ella mencionan su “preocupación respecto del uso de su figura, tan querida popularmente, como cara pública de la marca textil Cara Cruz […que…] basa su producción en talleres clandestinos, utilizando trabajo esclavo e infantil”.

La idea de trabajo esclavo e infantil está tan alejada de mi deseo para la infancia que de algún modo yo preferiría que sea una noticia de hace dos siglos, pero no. Es de junio de 2013.

Se lo comento a mi marido mientras pasa a mi lado. Yo estoy cortando el pasto del frente.

– Sí, también vi en el diario que Cheeky usa trabajo esclavo, me responde mientras se aleja para seguir atendiendo otra tarea doméstica.

Me quedo sola. Sigo cortando el pasto y pensando que voy a googlear lo de Cheeky. Lo que encontré en ese momento es lo que en las últimas semanas todos han podido ya leer en los diarios y el hecho ha sido llevado a la justicia.
cheeky

También pienso en el Maravilla Martínez y si será un referente para mucha gente.

Entonces recuerdo una anécdota que mi amiga me contó este año:

Había invitado a un amigo de su hijo de 13 años a jugar a la casa y ambos tuvieron una discusión. Ella se sintió muy apenada por su propio hijo y quiso intervenir para ayudarlo a resolver la pelea. En cuanto pudo hallar un momento a solas con su madre, el adolescente le dijo: “Dejá que yo resuelva mis peleas solo. ¿Acaso la mamá del Maravilla Martínez sube al ring por él?”. Ella se quedó impactada con su respuesta, aprendiendo, siempre aprendiendo de los hijos.

¡Guau! Cuánta claridad de parte de este jovencito para pedir espacio personal, confianza en sus capacidades y libertad para sufrir y resolver sus asuntos por sí mismo. ¿Cuántas veces nos entrometemos en sus asuntos con la “buena intención” de ayudarlos cuando en realidad estamos haciendo todo lo contrario? (Entiéndanme, no hablo de acoso o “bulling”, hablo de las pequeñas peleas cotidianas entre amigos). ¿Acaso no es mejor que lidien sus batallas de amistad en paz mientras nosotros – los adultos- nos esforzamos por ganar las nuestras?

peleas de chicos

De este modo todos estaríamos satisfechos. Ellos se sentirían complacidos de haber ganado nuevas experiencias y la capacidad de resolverlas por ellos mismos. Nosotros sabríamos que estamos poniendo nuestra energía donde verdaderamente hace falta.

En lo personal yo no pienso comprar más en Cheeky. Voy a empezar a averiguar la procedencia de la ropa que le compro a mis hijos para que estén bien equipados a la hora de enfrentarse a las dificultades de la vida en una sociedad donde el trabajo infantil y esclavo sea historia.

Mientras tanto, en lo profesional, apoyamos la cabeza en la almohada cada noche con la conciencia luminosa y absolutamente en paz: nuestros pañales GoGreen son 100% elaborados con comercio justo, realizados en talleres libres, con respeto y valores humanos. comercio justo  logo

Y mientras más avanzamos en nuestro camino, más afinamos la experiencia. Por este motivo, estamos en tratativas con una ONG que empodera talleres libres y los capacita para que puedan ganar mejores herramientas de gestión tanto productiva como ambiental. Nos enorgullece que así sea y queríamos hoy, en este día de la mujer, hacércelo saber a todos nuestros clientes. Para que ustedes también pudieran sentirse orgullosos de los pañales que eligieron comprar. Porque no solo son de excelente calidad, sino que también están hechos con valores humanos y en defensa de la igualdad y la libertad.

El caballito que no tenía color

P1130346Nos conocemos por mail con casi todos los que reciben estas novedades, ya que la mayoría son clientes de GoGreen. A mi me ha dado siempre un gusto enorme tratar con cada uno y ayudarlos a dar ese gran paso, esa hermosa decisión que es la de usar pañales ecológicos.

Hoy me gustaría que me conozcan. Que vean mi cara y mi voz. Y que descubran algo que a mi me gusta mucho hacer: escribir y narrar cuentos para chicos pequeños.

¡Espero les guste a ustedes y a sus pequeñitos!

Con amor,

Fernanda Raiti

El Círculo de Mujeres y la Rosa. Las amigas en el puerperio y la crianza.

circulo de mujeres con rosa en el centro

Mis amigas forman un círculo que me ayuda a descubrir el lenguaje del perfume de la rosa. A las que veo siempre, a las que no veo hace un montón, a las que fueron y ya no son, a las que no son y serán…

¡Gracias a todas y cada una! ¡Gracias a mi círculo de mujeres!

¡Cuando tenemos un bebé recién nacido son tantas las cosas que necesitamos descubrir y aprender!

A veces puede parecer confuso y arduo. Para que sea más hermoso y liviano, nada como estar en círculo con otras mujeres.

Aquí, un grupo de apoyo a la lactancia en nuestra ciudad, Castelar: http://apoyolactancia.blogspot.com.ar/.

¡Dejen en los comentarios sus propios grupos para compartir y difundir con las familias GoGreen!

Puerperio y belleza. No seré una modelo pero soy feliz.

Ah… llega el día de la madre y además el calorcito. Tal vez se acerca el primer verano de tu bebé y tu primer verano con algo más de pancita que lo de costumbre…

Preparando este artículo estuve mirando un poco lo que hay en internet sobre dietas y como imaginarán es un universo infinito. Entre todos ellos, encontré la “dieta secreta” donde juran y perjuran que los alimentos bajos en grasas no funcionan, las dietas bajas en calorías no funcionan, los planes bajos en carbohidratos no funcionan… Al parecer sólo funcionan los planes Dietéticos de Weight Watchers y Jenny Craig. No puedo dar fe porque no me atrevo a probar algo que realmente funcione, ¿dónde quedarían las metas de mi vida si ya no tuviera que bajar esos últimos 3,999 kilos – por no decir 4 – después de parir tres hijos?

El otro día, justamente con los tres niños y los 3 kilitos de más fui de visita a lo de una amiga muy querida que siempre encuentra una oportunidad para reírse ante todo lo que le sucede en la vida.

Fue paciente oncológica, por ejemplo, y se reía diciendo que le sacaba todo el provecho posible poniendo cara de patito mojado para conseguir prácticamente todo lo que quería.  Y te lo cuenta riéndose a carcajadas, abrazando la vida en su risa. ¡Qué actitud!, ¿verdad?

En su contestador automático dice “No estoy en casa pero no te desconsueles, vuelvo”… Siempre que lo escucho se dibuja una sonrisa en mis labios.

Es una socióloga experta en sindicalismo y derechos de la mujer y cuando viaja por el mundo por trabajo inventa historias que no son ciertas para horrorizar a los que tienen una mirada prejuiciosa sobre latinoamérica.

Además es una flamante abuela que afirma que lo que a ella le sale es ser abuelo: mucho de comprar regalos y sacar a pasear y nada de andar cambiando pañales y haciendo upa.

Hace muchos años, ella me prestó su hogar (y su computadora) para que completara mis estudios universitarios y cuando la primera noche de convivencia le pregunté qué es lo que cenaríamos me contestó muy contenta: ¡Lo que vos cocines, querida!

En fin, esa es mi querida amiga y como ya les dije, el otro día fui a su casa de visita. Como vive lejos y me esperaba un viaje largo de regreso a casa quise pasar por el baño antes de partir. Me lavé las manos, me las sequé y levanté la vista para verme en el espejo. Fue entonces cuando me encontré con este hermoso cartel:

¿Verdad que es una excelente idea? De ese modo, estarás lista para recibir los primeros calorcitos con la autoestima ¡pum para arriba! y sentirte divina… ¡Tal vez los de la dieta secreta tengan razón y a tus amigas tampoco les funcionen los planes bajos en carbohidratos!

Solo por las dudas,  por si no funciona esta genial estrategia de invocar la piedad celestial para que suban de peso las amigas, te aseguro que el humor y la risa sí pueden hacer una diferencia.

Es sabido que tendemos a comer de más cuando sentimos la necesidad de llenar un vacío que tiene mucho más que ver con las emociones que con el estómago. Conocida técnicamente como depresión postparto, la tristeza que puede surgir en el puerperio es natural y pareciera que no alcanza el chocolate del mundo para saciar el desconsuelo que sentimos. Y de verdad, no alcanza el chocolate porque no es comiendo como se transita mejor el puerperio,  sino aceptando el proceso con naturalidad y sabiéndonos apoyadas, sostenidas amorosamente por nuestras familias. Y si además, entre mamada y mamada podés reírte un poco de vos misma o nutrirte el alma haciendo cosas que te hacen sentir bien, ¡mucho mejor todavía!

Por eso las invito a que compartan con la comunidad del EcoClub las cosas que las hacen reír y sentirse felices. Armemos una lista y que todas podamos usar esas ideas para llegar al verano como realmente nos merecemos: enamoradas de la vida, aunque no logremos hacer desaparecer del todo la linda pancita que revela que no hace tanto se gestó allí una nueva y maravillosa vida.

Para empezar, a mí me hace feliz andar en bici sintiendo los perfumes primaverales que ya asoman en cada esquina.

Y también río con ganas cuando logro “burlarme de mí misma”, exagerando alguna dificultad del momento para darme cuenta después de que no era TAN tremenda como me parecía.

¡EcoMamás, compartan cuáles son sus secretos para ser felices con lo sencillo de cada día! Ya saben que me gusta dar premios, así que a las que dejan comentarios, les va un cupón con sorpresita al mail (asegúrense de escribirlo bien así les llega).

¡Y Feliz Puerperio!

Publicado por Fernanda Raiti para GoGreen.
Por una crianza natural, en todo sentido.